jueves, 8 de julio de 2010

Trabajo

Me apetecía hablar del pulpo Paul, o de la selección española y el PIB, o cualquier cosa. Pero esta semana se me ha aparecido un fantasma del pasado, algo que no sentía desde hace mucho tiempo, la falta de respeto al parado por parte de la sociedad y el problema de autoestima que sufren.

Sí, así como lo oyen. Es algo que alguna gente tiene ahí dentro, que la persona, para sentirse completa, integrada, ha de trabajar, debe ser útil a la sociedad o a una empresa (algo que no es lo mismo la mayoría de las veces). Y muchos parados sienten en sus carnes ese malestar y hacen cursos, estudian inglés, se preparan para trabajos horrendos, se presentan a entrevistas de curros muy por debajo de su nivel o aceptan condiciones que en muchos casos ni siquiera son legales, hacen oposiciones a las que se presentan miles de personas. Ayy!

No creo que el trabajo dignifique, ni que guste, ni nada. Es la forma de cazar, de cultivar de esta sociedad. Una forma de ganarse la vida que puede causar estrés, falta de sueño o aborregamiento. Pero lamentablemente no hay otra forma de hacerlo, a no ser que seamos hijos de rico o nos toque la lotería. Y eso no es lo normal.

Yo tengo suerte, parece que mi periodo de inactividad se acerca a su fin y volveré a ser un tipo integrado. Aunque reconozco que me identifico más con la persona que soy cuando me encuentro en estos momentos. Parado.

Pd.- Me pregunto, otra vez, que pasará cuando las máquinas nos sustituyan. A ver como nos "dignificamos".

2 comentarios:

RATO dijo...

El trabajo es un medio para subsistir, para poder ser independiente...

A mi tener la posibilidad de ser independiente y de trabajar en lo que me he formado, me hace sentir en parte realizado.

No me gustaría a mis treinta tantos seguir dependiendo de mis padres, me gustaría tener un hogar propio.

Supongo que si fuera un vago, o no tuviese ningún tipo de expectativa en la vida, a parte de leer y divertirme, tendría un punto de vista similar al tuyo.

Un abrazo,

RATO

razonesobvias dijo...

Mendruguito, si no trabajas o cultivas o cazas o mendigas o robas, morirás, digna o indignamente, pero morirás. Así que espabila y deja de holgazanear.
Ratoncito, me alegro de que te sientas realizado con tan poca cosa y de que no dependas de tus padres...