viernes, 3 de diciembre de 2010

Un viaje en autobús

Las pequeñas historias de la vida, con sus metáforas, algo absurdas, constituyen una fuente de ¿conocimiento?. No sé si me explico con claridad (al expresar esta duda ya voy viendo que no) pero cosas que nos pasan en el día a día pueden ser interpretadas o, mejor dicho, se puede sacar una lectura.

Esta lectura no es siempre extrapolable al resto de la sociedad, aunque el caso que me sucedió el otro día tal vez si lo sea.

No viajo mucho en autobús (la empresa concesionaria del transporte público en mi ciudad es una puta mierda, así van los servicios públicos cuando se piensa sólo en rentabilidad) pero de vez en cuando lo hago. El sábado pasado en un viaje interminable de casi una hora (tampoco es para tanto, mendrugo) me fijé en una tendencia que ya había observado en mi época universitaria. Yo la llamo "temo que huelas mal y prefiero que te quedes de pie"; demasiado largo. Consiste en sentarse en el asiento que da al pasillo dejando libre el asiento de la ventana. A la mayoría de la gente le da reparo, vergüenza o lo que sea pasar al asiento de la ventana, imagino por que no te sientes bien recibido. Sin embargo en mi época universitaria no era algo que se viera mucho. El sábado seis pares de asientos de ocho en total estaban ocupados por una sola persona, gente de olfato sensible imagino.

En un mundo en el que convivimos con gente tan egoísta, incapaz de ceder un asiento libre, vamos de culo. es un síntoma de una sociedad podrida, incapaz de compartir. La solidaridad es tan poco practicada que parece que ha desaparecido. Joder, es que en ese mismo viaje tuve que ceder mi sitio (uno de pie pero apoyado) a un señor mayor por que nadie se dignó a levantarse para ofrecerle un espacio. Hace diez años sería impensable.

No soy el único que piensa en esto, en una búsqueda en internet te puedes dar cuenta de lo que piensa la gente sobre esto. En mi humilde opinión creo que la gente de "olfato sensible" son unos hijos de puta en potencia. Si es que no han alcanzado ese nivel ya.

6 comentarios:

unsantoenlaciudad dijo...

Mendrugo, es para no molestar al que tienes sentado al lado cuando sales. Además de no plantarle tú culo en su cara.

PD: Me encanta el olor de tus feromonas. jeje

RATO dijo...

A mi personalmente el olor de las feromonas de Mendrugo no me atrae.

Un abrazo,

Rato Raro

PD: Estoy de acuerdo contigo Mendrugo

jaramos.g dijo...

Ese autobús... ¿dónde está? Lo quiero. A mí no me molestan lo que se suelen llamar malos olores. Me confieso digno heredero de mis antepasados de cromañón. ¿Ya no os acordáis cuendo éramos casi cuadrúpedos en la Edad de Piedra y teníamos más chinches que la silla de un zapatero y nos reconocíamos olfativamente a kilómetros? Vengaaa, so remilgados. Saludos, Soyunm, en esta primera visita a tu veterano y estupendo blog, al que llego de la mano de tu antónimo.

Watjilpa dijo...

Además de posicionamiento estratégico para aprovechar las ventajas de la pole position cuando toca desembarco precipitado en hora punta (y de paso, suscribo la tesis del santo metropolitano), también decir que el que se queda de pie en esas circunstancias (i.e. con un asiento vacío en el lado de la ventana) tiene que ser o un poco mendrugo (con perdón) o pelín pasmado o tal vez padecer síntomas de autismo tipo Rainman (uh,oh... uh,oh). Pida usté por esa boca, hombre...

Soyunmendrugo dijo...

No creo en las ventajas de la pole postion, no suelo tener mucha prisa y creo que son excusas de mal pagador. En cuanto a lo de mendrugo, es un hecho. Quiero decir, de todas formas, que finalmente me senté (en ventanilla) y el señor mayor ocupó una plaza de las reservadas tres paradas más tarde.

Gracias jaramos.g por tu visita.

Ofillodekurosawa dijo...

No se, quizás sea el miedo de quedarse atrapado (claustrofobia) entre el cristal y las feromonas (si muy naturales pero, gracias rexona!!! o fa, que tantas y tantas alegres fantasias libidinosas con limones nos dieron a los infantes pleistocénicos)

Por cierto, con ánimo totalmente spammer: ha salido un manifiesto en defensa de la investigación pública que creo que es jugosísimo (mirar en críticosyciudadanos o el blog "La ciencia y sus demonios", no, no inluyo el enlace porque me supera tecnológicamente, yo si que sigo en cromañón como dice jaramos)

p.d. y lo de Assange y Wikileaks ni te cuento