miércoles, 25 de abril de 2007

Yeltsin, ese tio.


Quiero comenzar diciendo que Boris no me caía bien. Hundío a Rusia en el capitalismo más salvaje, la gente se empobreció y dejó en su puesto a un ex-agente de la KGB de nombre Putin. Ya solo por eso merecia un lugar en la historia. Pero yo lo que recuerdo de él es su afición a la botella y sus estrafalarias imágenes en la tele. Tocándole el culo a una secretaria, bailando con un grupo de rock, tambaleándose en recepciones, no saliendo de3l avión por culpa de una tajada del quince para que no lo viera el primer ministro irlandés, no sé...
Me acuerdo de un gráfico que vi en un periódico en el que se comentaban todas las enfermedades que sufría. Tenía problemas de corazón, le faltaban dedos de una mano, el hígado lo tenía tocado etc. Yo no le, daba tres días. Esto fue hace como siete años y mira murió con 76. Boris, borracho, seguro que en el infierno te esperan con una enorme botella de vodka. Un saludo a los camaradas.

1 comentario:

Mendrugo cegato dijo...

Recordemos ese momento histórico: http://www.youtube.com/watch?v=wyFWn8lEbGg