viernes, 18 de junio de 2010

Otro epitafio

Era un tipo con una mirada precisa, acertada. Es una ironía que su mejor libro se llame "Ensayo sobre la ceguera". Estoy hablando de José Saramago. O como le gustaba llamarle a Esperanza Aguirre, Sara Mago. Imagino que muchos (¿se puede decir muchos cuando sólo te leen unos pocos?) sabréis comenzó a publicar tarde, casi con 50 años. Y aún así fue nobel de literatura.
Sus libros son un ejercicio de libertad, tanto creativa como por las ideas que recorren el fondo de sus novelas. Siempre hablo del vacío de referentes morales de la actual vida pública, de la falta de ideas y de las mentiras que nos quieren hacer pasar por ellas, por auténticas ideas. Este escritor, humilde, trabajador, era uno de esos faros que alumbran los yermos de nuestros cerebros aletargados por la televisión, los periódicos malos y los blogs de tres al cuarto.

Hoy, en el telediario, le he escuchado decir una frase: "He tenido una vida llena. Y me he dado cuenta de que la he ido llenando poco a poco, sin darme cuenta." La reproduzco de oídas, pero creo que es un bonito epitafio. Desde aquí, un sentido gracias.

3 comentarios:

RATO dijo...

Desde el equipo de Nosoyunmendrugo también sentimos tan notable perdida y queremos sumarnos a la iniciativa de mi querido contrablogista, con una de sus frases que a mi particularmente me encanta:

"La derrota tiene algo positivo, nunca es definitiva. En cambio la victoria tiene algo negativo, jamás es definitiva".

Siempre vuestro,

RATO

Richi_88 dijo...

¿Como podéis sentir pena de un anticristiano marxista?

Soyunmendrugo dijo...

Como dice el "equipo" de Nosoyunmendrugo, sentimos la pérdida, pero de pena nada, que vivio una vida plena. En cuanto a lo de anticristiano y marxista, ¿tú realmente sacas algo en limpio de lo que lees en este blog? ¿Nunca te has dado cuenta del tufillo anticlerical y la vena izquierdosa de este que escribe? Si no te has dado cuenta tienes un problema de déficit de atención o algo así.