sábado, 28 de noviembre de 2009

Cataclismo, desintegración, horror


¡Qué alegre! Es que soy un optimista. La verdad es que no. No estos días.

Estos días pienso en el futuro y, la verdad, lo que veo (yo, también conocido como "El gurú de los Cárpatos" por algún extraño motivo) no mola mucho. Y sí, voy a hablar de economía, que como todo el mundo sabe es un tema del que no tengo ni puta idea.

Pero me arriesgo por que pienso. Pienso en el paro, el capitalismo y la mecanización del trabajo. Por que son los problemas que veo más peligrosos.

En estos momentos las empresas han decidido que los costes laborales son muy altos (maldita sea, estos trabajadores) y que hay que reducirlos, de ahí la famosa reforma laboral. Que nos la van metiendo poco a poco, el del banco de españa, el del banco europeo, el señor despido libre y los del pp (pero estos se lo callan, no vaya a ser que los descubran). Por no hablar de la moderación salarial (congelar y bajar los sueldos) pero sin reducir los gastos de la dirección, eso sí. Esto lo que va a conseguir es un descenso el consumo, la principal vía de ingresos (la única) de las empresas, que seguirán echando a gente y seguirá bajando el consumo.

Después está la mecanización, un proceso imparable, que va a generar más paro, sobre todo entre la mano de obra no cualificada (un gran porcentaje de la población y la gran masa consumidora). Menos consumo. Más crisis.

Las diferencias entre ricos y pobres son un muro infraenqueable en estos momentos. Ellos viven en un mundo del que son los amos y no se han dado cuenta, o no quieren darse cuenta, de que se va al carajo. Sólo buscan unos beneficios que no están, por que el dinero para gastar lo tienen ellos. Todo el dinero está en sus manos. Aunque sigan empeñados en que no, en que los beneficios pueden crecer hasta el infinito, en que las empresas deben crecer y crecer. En que no existan los monopolios (del estado, me atrevería a decir). Por que cuando dos, tres o más compiten uno gana y se queda con todo. No hay empate en el mundo real, esto no es un partido de fútbol.

Por eso le llamo a este post Cataclismo, desintegración, horror. Por que no hay nadie que intente solucionar esto, por que no creen que tenga solución. Por que la única solución es tirar hacia delante sin mirar atrás, donde se acumulan los cadáveres.

3 comentarios:

apaga dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=HbSPrOO1X2U

apaga dijo...

tal vez conoces la kanción, pero se te olvido el estribillo?

Soyunmendrugo dijo...

Siempre tengo el horror en la boca. Horror, infierno y la expresión es "una mierda muy gorda". Las voy utilizando alternativamente en este blog. Son lamentables muletillas. Por cierto, no conocía la canción aunque estoy totalmente de acuerdo con ella. No se deben mezclar dulces y costo en el mismo pastel. Sienta mal.