martes, 22 de diciembre de 2009

Feliz navidad

Esto se puede interpretar como una felicitación navideña. O no. Voy a descargar parte de mi mala leche habitual, todo ese pus virulento en alguna de la gente que hace que este mundo se vaya conviertiendo, poco a poco, en la mierda muy gorda que llegará a ser.

1.- A toda la gente que es lo suficientemente gilipollas.
2.- A la gente que se aprovecha de todos los gilipollas.
3.- A la gente que permite a los anteriores aprovecharse de los gilipollas.

Ahora un par de dedicatorias personales con deseos. Espero que a Berlusconi lo enchironen, por que se lo merece. Espero que a Aznar le descubran algún marrón, uno de esos que por fuerza debe tener debajo de las alfombras. Que al señor despido libre le cancelen todas las cuentas y las tarjetas de crédito y acabe en una esquina donde yo pueda verlo. Que a Botín le canten las cuarenta en un juzgado. Que a federico se le aparezcan los fantasmas de las tres navidades. Que Bush siga calladito en su casa.

A vosotros, lectores, que os traigan muchos regalos. A todos, estamos en navidad aunque yo sea ateo, que no soy un ogro.

1 comentario:

RATO dijo...

Como ya también tengo corazón, quisiera felicitarte la navidad, también quisiera agradecerte que me hubieses echo reir con tus post.

Quisiera extender esta felicitación navideña a todos los lectores de tú blog, así como también al señor Adnar, Botín y Berlusconi.

Os quiere,

RATO