sábado, 19 de diciembre de 2009

Moriré de frío

Yo y un montón de fumadores, los apestados de este siglo (más bien los apestosos). A partir del 1 de enero a fumar a la puta calle, por que no tenemos derecho a tener bares donde se permita fumar y así un paso más a la eliminación de nuestra salud, ya de por si débil por ser fumadores.

Los problemas se van a multiplicar. Aparte de catarros y neumonías para nosotros (fumar en la calle con el frío que hace) estoy pensando en la gente que vive en zonas de marcha, que van a soportar el doble de ruido, por que los fumadopres haremos turnos para salir a la calle, acompañados de otros fumadores y se van a formar unas tertulias que riete tú del café gijón. Por no hablar del periódico matinal, con el café con leche y sin pitillo, en tu bar de toda la vida.

No digo que me parezca bien fumar (es una adicción asquerosa, que te quita, poco a poco, olfato, gusto y salud) lo que digo es que nos quedamos sin derechos. ¿Qué hay de malo en un bar sólo para fumadores? La respuesta es sencilla, los no fumadores no pueden ir y les quitamos derecho a ellos. Así que, como pagan menos impuestos que nosotros, nos tenemos que joder. Es posible que muchos bares decidieran ser sólo para fumadores, lo cual sería lógico si pensamos en que somos los más viciosos y estamos metidos siempre en tugurios. Pero no va a pasar por que nadie nos defiende, por que somos yonquis y lo que hacemos está mal.

Pues nada a disfrutar de la calle, lo que nos dejen.

6 comentarios:

xana dijo...

Estoy de acuerdo con la ley antitabaco, los niños son los principales perjudicados porque el humo del tabaco.
El humo del tabaco no sólo contamina espacios cerrados, sino que afecta gravemente el sistema respiratorio de los niños, que es más sensible cuanto menor es la edad del niño. Siendo los más perjudicados los fetos de embarazadas fumadoras (tanto activas como pasivas).
Cada vez que entramos con un niño a un lugar con humo, le estamos obligando a fumar pasivamente, obligándole a respirar el aire contaminado por el humo del tabaco. De este modo convertiremos a nuestros hijos en fumadores involuntarios, víctimas inocentes de nuestra adicción.
Debemos de ser conscientes de tos efectos negativos para evitar siempre, exponer a este peligro a niños y embarazadas.
Tras el aumento de enfermedades respiratorias en niños (bronquiteis, bronquiolitis, crisis de asma, etc.), debemos tomar muy en serio la salud de los más pequeños, eligiendo siempre espacios sin humo, especialmente cuando vayamos acompañados con niños o embarazadas. Por todo esto. Debemos prohibir el humo en todos los locales.

Soyunmendrugo dijo...

Estoy de acuerdo en lo que dices aunque no totalmente.
Los niños no deben de respirar el humo del tabaco, pero con no dejarlos entrar en los bares o ir a bares limpios de tabaco la cosa ya está. Aparte el aumento de enfermedades respiratorias en niños está más relacionada con la vida en las ciudades (llenas de nocivo humo que nadie prohibe, que esa es otra) que con la inhalación de humo de tabaco (sobre todo por que las nuevas generaciones piensan algo en los chiquillos, que yo de pequeño tragué humo a muerte).

Lo único que pido son algunos bares para fumadores y que no nos criminalicen, algo que ya hacen haciendo que paguemos unos escandalosos impuestos.

Marta_30 dijo...

Quiero mostrar mi apoyo a la ley antitabaco. Fumar es un vicio sucio y pone en peligro la salud de los demás. ¿Qué padre responsable llevaría sus niños a un bar lleno de humo?

Cuántas veces he tenido que, tras unas cañas, tirar la ropa a la lavadora. Digo «sí», a la ley antitabaco. Y los demás deberían dar las gracias.

razonesobvias dijo...

Está claro que si el tabaco es una droga legal, debería haber unos locales destinados a poder fumar. En los "coffee shops", puedes consumir marihuana o hachís mientras te tomas un café y en algunos incluso vino o cerveza.

Una cosa, las tertulias en la calle van a ser complicadas, ya que la reunión de más de cuatro personas en horario nocturno, con o sin bebida, es ilegal...

RICHI_88 dijo...

Hola, estoy de acuerdo con lo expuesto en lo que se refiere a que es positivo la implantación de una ley anti-tabaco que (digamoslo así)Protege a aquellas personas que estan en su perfecto derecho a no tener que inhalar los humos nocivos del tabaco. Ahora bien:

¿Pondrán bares exclusivamente para los fumadores?
Los impuestos que pago cuando compro tabaco son, supuestamente, para pagar los futuros gastos sanitarios que mi pobre y tabacosa persona produzca debido a mis enfermedades derivadas de tan mal habito.
Admito el argumento pero no lo comparto
¿Indemnizarán a los hosteleros que hace dos años llevaron a cabo reformas en sus locales para adaptarlos a la anterior ley, y que ahora ven que esa inversión se ha perdido en su totalidad?

RATO dijo...

Mi minisculo y sin embargo amigo, Richi_88, tengo que decirte que no te debes preocupar, porque los cigarrillos que tu fumas son de pastelería y esos todavía no están prohibidos.

Un abrazo,

RATO