viernes, 29 de octubre de 2010

Lolitas japonesas

Pobre Sánchez-Dragó. Me da mucha, mucha pena que la gente le llame cosas por lo que dice que hizo con dos jóvenes japonesas hace muchos años. Sobre todo por que lo que a él le gusta es provocar. Si no me creéis sólo tenéis que visitar su página web. Ya os dejo yo el enlace guapo, en el que si bajáis os podéis encontrar con la web de falange auténtica. No creo que entre las simpatías de Dragó figure esta gentuza (a su padre lo fusilaron los nacionales) pero como ya digo le gusta provocar. Seguro que si leyera el libro encontraría más de diez titulares para todo tipo de periódicos. Este tipo lo que se merece es que no se hable de él (muy bien mendrugo, ¿entonces por que un post dedicado?). Su viraje a posiciones liberales, su cercanía a determinados círculos del poder (sí, presenta para telemadrid y su hija tiene un programa en es radio) no extraña. Es un ególatra, un tipo que entrevistó a el expresidente que más menciono en este blog en aquel programa descojonante que era negro sobre blanco. Y le gusta figurar en los medios, que los políticos de la derecha le doren la píldora (habituados a que cualquier intelectual los ninguneé), a hacer libros extraños ensálzando las virtudes de su gato muerto.

Está mayor. Imagino que en su otra vida (la de cuando era joven quiero decir, no hablo de mierdas orientalistas en plan reencarnación) era un tipo osado, bien parecido y que podía follar a todos los momentos. Ahora que está mayor, seguro que bendice la viagra y a su joven esposa japonesa (dato que no deja de tener mala leche), y recuerda cuando era revolucionario y viajero sin ataduras.

Desde aquí os digo que no le hagáis mucho caso, le gusta exagerar o mentir. Ya sabéis como son los liberales.

Pd.- Ha caído otro, Marcelino Camacho, un ejemplo de sindicalista, un hombre que vivía con su pensión en su piso de Carabanchel. Un sindicalista de los de:
"Ni nos domaron, ni nos doblaron ni nos van a domesticar"

10 comentarios:

RATO dijo...

En general estoy de acuerdo con este post,pero creo que las cagado en el final, con esta frase:

"Desde aquí os digo que no le hagáis mucho caso, le gusta exagerar o mentir. Ya sabéis como son los liberales".

Sinceramente, creo que porque alguien tenga una ideología distinta a la tuya no es razón para llamarle mentiroso o exagerados. Creo que ese tipo de gentuza, es un mal bastante extendido que podemos encontrar "siguiendo" cualquier tipo de ideología.

El equipo de Nosoyunmendrugo se suma a las condolencias por Marcelino Camacho, un sindicalista como ya los que no queda. Un hombre del cual estés de acuerdo con su ideario o no merece el máximo respeto.

Un abrazo,

Rato Raro

razonesobvias dijo...

La entrada, como siempre, es pura demagogia, pero bueno, como Soyunmendrugo necesita la aprobación de los demás, es normal.
RATO, tu comentario:
- "Sinceramente, creo que porque alguien tenga una ideología distinta a la tuya no es razón para llamarle mentiroso o exagerados. Creo que ese tipo de gentuza..."
Me parece contradictorio, ya que haces exactamente lo mismo que Soyunmendrugo, juzgar.
Respecto a Marcelino Camacho, paso de homenajes "post mortem"...

Soyunmendrugo dijo...

"Paso de homenajes post mortem"... como si se lo hubieras hecho cuando estaba vivo, vamos (lo de la demagogia ya ni lo contesto, me queda claro que utilizas la palabra cuando no sabes por donde salir).
En canto a lo de si los liberales son unos mentirosos, no digo que todos lo sean, ni que en sus políticos abunde más ese mal vicio (Zp se está sacando un máster), pero tienen la insana costumbre de no dar los nombres correctos a las cosas. Reformar las pensiones, flexibilizar el mercado del trabajo, etc. Digamos que su forma de hablar puede intentar confundir, a propósito, claro.

RATO dijo...

Creo que todos/as juzgamos en nuestras vidas lo que esta bien de lo que esta mal, y personalmente creo que eso no es malo. Lo importante que cuando lo hagamos huyamos de prejuicios, generalidades, tópicos...

Es mi punto de vista, supongo que no será el tuyo "razonesobvias" porque tu no juzgas, estas por encima de lo mortal y material, podríamos decir que eres como un ser divino. Oh! guru de los carpatos muéstranos el camino.

Un abrazo,

Rato Raro

razonesobvias dijo...

¡Qué carácter, chicos!
Os recomendaría que os tomarais la vida con más alegría...
Los homenajes "post mortem" me parecen absurdos y demagógicos. ¡Perdón!, porque he pecado...
Decir: "Me parece contradictorio...", también debe ser pecado...
Intentad ser felices.

unsantoenlaciudad dijo...

Me parece ridículo y de una ignorancia suprema negar el homenaje a Marcelino ya que a él le debemos la gran mayoría de las pocas garantías sociales de las que todavía disfrutamos (esto debería saberlo un representante sindical como razonesobvias).
Me da igual ante o post, pero se lo merece.
Un día os enseñaré una foto suya en el Campamento de la Esperanza (Castellana - Madrid) con el padre del que escribe estas demagógicas e ignorantes letras.
Pero en fin discutid vosotros, yo de esto no tengo ni idea porque sólo soy unsantoenlaciudad.

razonesobvias dijo...

A ver si, por favor, alguien me puede explicar para que sirven los homenajes y me dejan de parecer absurdos y demagógicos...

Encontrado dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=cNluqsNENrQ

unsantoenlaciudad dijo...

¿Para qué sirve un homenaje?. Para poca cosa. Pero por lo menos en este caso los familiares y amigos de Marcelino sabrán que la sociedad le agradece su lucha.

¿Todos tus actos y movimientos se deben a su utilidad?. Lo dudo.

razonesobvias dijo...

"Santo", ¡sé tu propio héroe!